Ultrasonido

Ultrasonido

El ultrasonido en fisioterapia utiliza la compresión y dilatación cíclica de ondas y son absorbidas primariamente por el tejido conectivo: ligamentos, tendones , fascia y tejido de cicatrización.

Los beneficios del ultrasonido en este ámbito son de dos tipos: térmicos y no térmicos. Los efectos no térmicos se deben a cavitación, que estimulan la membrana celular. Esta estimulación física mejora la capacidad de reparación celular en la respuesta a las inflamaciones. La fisioterapia ultrasónica suele recomendarse para tratamiento de músculos y articulaciones.  Debemos también recalcar que su uso es analgésico, de regeneración, antiinflamatorio.

Absorción de medicamentos:

  • Utilizado en terapias medicamentosas para mejorar la farmacodinamia en tejidos predeterminados, incluyendo la absorción transdérmica, la concentración de quimioterapia en el sitio del tumor, o la disposición de drogas trombolíticas en un coágulo sanguíneo. Adicionalmente se ha aplicado para facilitar la soldadura en una fractura ósea.